El estudio más importante en Omega 3 lo confirma: su consumo refuerza tu salud cardiovascular

El estudio más importante en Omega-3 lo confirma su consumo refuerza tu salud cardiovascular - Puro Omega

“El estudio más importante en Omega 3 lo confirma: su consumo refuerza tu salud cardiovascular”

La salud del corazón es ya un reto global

“Cuando el corazón falla, los síntomas se manifiestan en todo el cuerpo”. Muchas veces se ignoran los síntomas asociados a las enfermedades del corazón ya que a menudo se consideran banales y como parte de la vida normal, pero es importante detectarlos cuanto antes para tomar acción y disminuir el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares. Entre los síntomas a tener en cuenta son: ronquidos, la apnea del sueño, dolores cervicales y dorsales, mareos, la indigestión, la acidez y el ardor de estómago1.

Cada vez son más las personas que sufren de los problemas de corazón y el asunto es preocupante ya que se estima que en 2030 las enfermedades cardiovasculares sigan siendo la principal causa de muerte2. Por ello es importante no ignorar los síntomas, realizarse un diagnóstico completo para comprobar el correcto funcionamiento del corazón y el sistema cardiovascular y tomar acción para prevenir y disminuir el riesgo de sufrir eventos cardiovasculares.

¿Cómo proteger y cuidar la salud del corazón?

El primer paso para cuidar tu corazón es prevenir los factores de riesgo cardiovascular. Es decir, los hábitos de vida que aumentan las probabilidades de que aparezca una enfermedad cardiovascular, como son el sobrepeso, la obesidad, la alimentación no saludable, el sedentarismo, el tabaquismo y la hipertensión3. Si no se controlan los factores de riesgo, los médicos evalúan el estado de la persona y, si lo consideran necesario, recurren a los medicamentos siendo las estatinas el tratamiento de elección para el colesterol y para disminuir el riesgo cardiovascular. Son medicamentos de demostrada efectividad, pero causan efectos secundarios que incrementan a medida que aumenta su consumo, como son: dolores musculares, mialgia, insomnio, dolor de cabeza, indigestión y estreñimiento4.

Por ello, para minimizar los síntomas adversos y reducir el riesgo de complicaciones del corazón de una forma natural, es imprescindible integrar unos hábitos de vida y alimentación saludable. Es ampliamente conocido que el aumento de la ingesta de frutas, verduras, pescado, legumbres, aceite de oliva, semillas y frutos secos disminuye el riesgo cardiovascular. Esto es debido específicamente al tipo de grasa que contienen, el omega-3, que son un tipo de ácidos grasos poliinsaturados, es decir, comúnmente conocido como “grasas buenas”. Necesitamos estas grasas no sólo para mantener el corazón sano, sino para fortalecer las neuronas, reducir los niveles de triglicéridos y colesterol y reducir la inflamación.

Nuestro cuerpo no produce omega-3 por sí solo, de ahí que se conozca con el nombre de “ácido graso esencial omega 3” ya que es imprescindible obtenerlos de la alimentación. Los tipos principales de grasas omega 3 son el ácido alfalinolénico (ALA), una grasa que se encuentra en los alimentos de origen vegetal, el ácido eicosapentanoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), ambos derivados del pescado. En la alimentación de hoy en día, existen muchas carencias, ya sea porque no se consume la cantidad necesaria o porque la calidad de los nutrientes se pierde cuando llega al plato, por ello los expertos en salud aconsejan la suplementación con omega-3. Una de las sociedades más prestigiosas que sigue avalando el empleo de Omega-3 en prevención cardiovascular secundaria es la Asociación Americana de Cardiología (AHA). Esta entidad también hace hincapié en los beneficios de la ingesta de alimentos saludables como el pescado, las frutas y verduras, los frutos secos y las semillas.

Evidencia científica de Omega 3

Existen muchos estudios publicados en los que se evalúan los efectos de la ingesta de grasas omega 3 en la reducción de ataques cardíacos, el colesterol, los triglicéridos y los accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, algunos grupos de expertos aún cuestionan el beneficio significativo de la ingesta de Omega 3.

Recientemente, se han despejado todas las dudas y ha sido gracias a la publicación de los resultados que se obtuvieron en el estudio “REDUCE-IT”; el estudio clínico más importante que se ha llevado a cabo en el ámbito de la prevención con Omega 3 y que demuestra sus beneficios en las enfermedades del corazón y circulatorias. Los resultados fueron presentados en el reciente congreso americano de cardiología, en marzo de 2019. Este congreso reúne a los principales expertos del corazón a nivel mundial y es el punto vital del conocimiento e investigación cardiovascular. El investigador principal, Deepak L. Bhatt, Director ejecutivo del programa cardiovascular del Hospital Brigham en Boston, adyacente a la escuela de Medicina de Harvard, ha sido contundente en la presentación de los resultados favorables a la suplementación con Omega 3.

Se estudiaron 8000 hombres y mujeres que, a pesar de estar tomando estatinas, tenían altos niveles de colesterol y triglicéridos. Se evaluaron los efectos de la ingesta de un complemento alimenticio de omega 3 que contenía ácido eicosapentaenoico (EPA) versus ninguna ingesta de omega 3 (placebo), en ambos casos combinadas con estatinas. Los resultados muestran que consumir 4 gramos al día de Omega 3 en forma de EPA reduce en un 30% el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares, como infarto de miocardio, derrame cerebral y angina de pecho, sin ningún efecto adverso5.

¿Qué suplemento de Omega-3 es adecuado para ti?

Existen muchas opciones disponibles, pero a la hora de elegir conviene tomar una decisión informada y saber en qué debe fijarse.

  • Gramos por cápsula: La ingesta diaria recomendada, en base al más reciente estudio publicado5 es de 4 gramos al día en forma de EPA. Para una persona, el tener que ingerir muchas cápsulas para llegar a la dosis recomendada supone un esfuerzo adicional, a nivel de practicidad y económico. Por ello es aconsejable elegir un suplemento que con pocas cápsulas se llegue a cubrir la cantidad diaria recomendada.

  • Biodisponibilidad: Es la capacidad de una sustancia para que el cuerpo la absorba y la use. Las fuentes de obtención naturales de omega 3 son principalmente los pescados azules. Obtenerlo de forma natural directamente en la alimentación puede acarrear problemas ya que los desechos de plástico invaden los océanos y los peces pueden contener microplásticos y metales pesados con consecuencias negativas para la salud humana6. Por ello, cuando se elaboran los suplementos de omega 3, el pescado pasa por un proceso de purificación y concentración que consiste en hidrolizar los ácidos grasos que están en forma de triglicéridos y se convierten en esteres etílicos. Normalmente deberían volver a reconvertirse en triglicéridos, pero desde el punto de vista de elaboración esto implica costos y no todos los suplementos de omega 3 disponibles en el mercado se presentan en forma de triglicéridos. Pero en los alimentos no existen esteres etílicos de manera natural y por ello la absorción se ve reducida en comparación a los suplementos que se hacen en forma de triglicéridos7. Según un estudio publicado, la biodisponibilidad de EPA es por lo menos 2 veces más alto si lo tomamos en formato de triglicéridos; por ello, y de acuerdo a los resultados obtenidos en este estudio7, es muy probable que 2 g EPA “rTG” tendrá el mismo efecto que 4 g “EPA-EE”.

Para disminuir el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares la clave es la prevención. El estudio más importante en Omega 3 lo confirma, la suplementación con Omega 3 de calidad refuerza tu salud cardiovascular. Siempre acompañado de hábitos de vida y alimentación saludables.

Desde Beps Biopharm, una empresa con una trayectoria de más de 20 años en el mercado de omega-3 y reconocida internacionalmente por la calidad de nuestros productos, os ofrecemos los siguientes suplementos de especial calidad:

  • Natural EPA Máxima absorción: un complemento alimenticio de Omega 3 (EPA y DHA en formato “rTG”) procedente de pescado azul de alta calidad, altamente concentrado (75%), rico en EPA y con Vitamina E. Su presentación en cápsulas de gelatina de pescado natural (de 1.400 mg), fáciles de tragar y en forma de triglicérido natural (TG) le proporcionan una mayor absorción y garantiza que se cubre casi 200% de la cantidad diaria recomendada por EFSA (European Food Safety Authority) con solo una perla al día. Es una diferencia importante respecto a otros Omega 3 de bajo costo, que además utilizan revestimiento de origen animal de mala calidad, normalmente bovino.
  • Omega-3 Complex con Schisandra y Vitamina D3: Es un complemento alimenticio con una equilibrada combinación de ácidos grasos omega-3 (con alto contenido en EPA y DHA), extracto natural de bayas de Schisandra chinensis y Vitamina D3. 3 cucharitas de postre al día (15 ml) aportan, a parte de todos los otros ingredientes, 2070 mg “EPA rTG”, que cuentan con una mejor biodisponibilidad comparado con los EPA-EEs. La combinación única de aceite de pescado (sardinas y anchoas) rico en ácidos grasos omega-3 en forma de triglicéridos junto con el extracto del fruto de la Schisandra chinensis proporciona una mayor absorción y eficacia no solo de los Omega-3 sino también de las esquisandrinas, gomisinas y de la Vitamina D3.

Referencias

1 John Erwin en the daily mail de texas el confidencial

2 Informe de enfermedades cardiovasculares de la Organización Mundial de la Salud http://www.who.int/cardiovascular_diseases/about_cvd/es/

3 Programa Fifty-Fifty creado por el Dr. Valentín Fuster en el marco de la Fundación SHE. http://programafiftyfifty.org/

4  Ficha técnica de atorvastatina, AEMPS, Oct. 2018.

5  Bhatt DL, Steg PG, Brinton EA, Jacobson TA, Miller M, Tardif J-C, Ketchum SB, Doyle R Jr, Murphy SA, Soni PN, Braeckman RA, Juliano RA, Ballantyne CM and on behalf of the REDUCE-IT Investigators. Rationale and design of REDUCE-IT: Reduction of Cardiovascular Events With Icosapent Ethyl–Intervention Trial, Clin Cardiol, 2017.

6  Informe “los desechos de plástico invaden nuestros océanos” de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la agricultura, 2015. http://www.fao.org/news/story/es/item/319970/icode/

7 Dyerberg J, Madsen P, Møller JM, Aardestrup I, Schmidt EB. Bioavailability of marine n-3 fatty acid formulations. Prostaglandins, Leukotrienes and Essential Fatty Acids 83 (2010) 137–141.

Dejar Comentarios

Scroll